fbpx

ASSILAH, LA MEDINA BLANCA DE MARRUECOS

Assilah, también conocida como Arcila, Asilah o Arzila está situada en la costa occidental de Marruecos.

Medina amurallada

La medina de Assilah es un enclave marroquí único en el mundo que sorprende a todo aquel que se adentra en sus calles.

¿Qué es una medina?

Cuando conoces Marruecos descubres que las medinas son las partes antiguas de las ciudades y que están rodeadas por una muralla en toda su extensión, en sus laberínticas calles encontramos vendedores ambulantes, bazares, puestos de comida y una diversa gama de suculentos aromas a comidas del lugar.

¿Por qué la medina de Assilah es diferente?

Muchos turistas sostienen que la medina blanca es muy distinta a otras medinas marroquíes como las de Fez, Tetuán o Rabat entre otras y es que la medina de Assilah destaca por sus blancas paredes que le dan al entorno un toque sofisticado, sus calles impolutas, sus vistas al mar, sus playas, sus restaurantes y sobre todo sus murales, hacen de este lugar un lugar muy especial.

Los murales de la medina blanca

Un museo a cielo abierto, así lo describen con asiduidad centenares de turistas que han tenido el privilegio de pisar las calles de esta medina. Gran cantidad de murales pintados sobre las fachadas de las casas con cuidada elaboración, captan la atención entre las blancas paredes de la medina.

Mientras paseamos encontramos verdaderas obras de arte en cada rincón que harán surgir nuestro yo más artístico y disfrutar de la creatividad totalmente integrada en su entorno.

La medina más limpia y cuidada de Marruecos

La medina blanca ha recibido diversos premios por su limpieza y cuidado que hacen que el que la visita se sienta en un auténtico cuento.

Muchas son las guías turísticas que la definen como la medina mejor cuidada de todo Marruecos y es que sus habitantes se esmeran por proteger su patrimonio y hacer de él un maravilloso enclave en el que admirar el arte mural, su maravillosa muralla del siglo XV construida por Alfonso V de Portugal y sus hermosas vistas al mar.

El festival de la cultura de Assilah

Durante los meses de julio y agosto cientos de artistas salen a las calles de la medina para plasmar su arte en las blancas fachadas; y es que, las pinturas murales que caracterizan a esta población son renovadas anualmente por lo que forman parte del denominado arte efímero y cabe destacar que en este festival participan artistas de todo el mundo lo cual constituye un foco de riqueza cultural y artística insuperable.

Además de la exposición de arte al aire libre de numerosos artistas que permanecen en sus paredes durante un año, en este festival se puede disfrutar de música, conferencias, coloquios, talleres de arte, teatro y un sinfín de propuestas culturales.

 

Ashilah frente al mar

Las playas de Assilah

Las playas de Assilah son conocidas por su tranquilidad, alguna de ellas prácticamente vírgenes nos permiten un momento de relax, sosiego y paz.

Las playas se abren al Atlántico y son de arena blanca fina.

Junto a las murallas de la Medina está la cala llamada Playa de los Cañones. No muy lejos, pasando el puerto encontramos la Playa de la ciudad, un poco más concurrida que el resto en los meses de verano, y a las afueras encontramos la Playa de Briech y la de Tahaddart todas ellas dignas de ser visitadas.

Si lo que buscas es un viaje único, en un entorno cultural privilegiado, en el que disfrutar tanto de la naturaleza como de la gentileza de las personas del lugar y de una deliciosa gastronomía sin lugar a dudas quedarás enamorado de Assilah.

 

Fuentes de información e interés:

– “Mi encuentro con Assilah, la medina blanca de Marruecos(Aldana Chiodi).

Turismo por el mundo: la medina de Asilah, al sur de Tánger”.