LA MEDINA DE FEZ

Considerada como la zona peatonal más grande del mundo la medina de Fez es un lugar en el que literalmente perderte entre sus laberínticas calles y descubrir miles de maravillosos bazares y de personas únicas que te harán trasladarte a un verdadero mundo de fantasía.

puerta-azul-medina-de-fez

La excursión a la esta medina se debería considerar de obligado cumplimiento si te decides a visitar Marruecos ya que es considerada por los turistas como una de las más impresionantes.

Con más de 300 barrios y unos 9.000 callejones de los cuales muchos no tienen salida el turista puede sentir la verdadera experiencia de perderse y poder conocer los lugares más recónditos.

¿Cómo orientarse en la medina de Fez?

Si es la primera vez que visitas el lugar lo más recomendable es contratar un guía oficial con el que poder visitar las mezquitas, monumentos y bazares más relevantes, además el guía podrá contaros todas las curiosidades de la cultura de los habitantes haciendo de la excursión un momento aún más fascinante.

Si eres de los que prefiere perderse pero no literalmente y tu orientación es buena puedes adquirir un mapa detallado de la zona en hoteles o comercios aunque hay que reconocer que no resulta tan sencillo recorrer la medina de Fez por nuestra cuenta si somos turistas novatos en este destino.

Otra opción es tomar las calles principales como Talaa Kbira o Talaa Sghira tomándolas siempre como referencia aunque si optamos por este método nos perderemos muchos aspectos de la medina dignos de conocer.

medina-fez

El zoco de los curtidores

Es uno de los espacios más visitados por los turistas que quedan impresionados ante el trabajo de los curtidores que trabajan las pieles de los animales y las tiñen en grandes piletones de diversos colores obteniendo un material que posteriormente utilizarán para fabricar bolsos y zapatos entre otras cosas.

Los trabajadores se meten en las tinajas con los tintes de colores hasta la cintura para teñir y trabajar las pieles.

En muchas ocasiones los trabajadores no quieren que los turistas saquen fotografías, cosa que por respeto debemos aceptar en el caso de que nos lo hagan saber así.

¿Qué visitar en Fez el-Bali?

A parte del zoco de los curtidores siempre se recomienda la visita a las plazas Nejjarine y Seffarine, las escuelas coránicas Bou Inania y Attarine, los grandes mercados de las calles Talaa Kebira y Talaa Seguira, el Mausoleo de Mulay Idrís, la mezquita Qarawiyin y la de los andaluces.

No obstante, lo que más suele gustar de esta excursión es recorrer callejuelas, conocer a las personas que viven en el lugar y dejarse llevar, sin un rumbo fijo.

En 1981 la medina de Fez fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO lo cual ha promocionado su buena conservación.

Según la tradición, cada barrio debe tener una mezquita, una escuela coránica, una panadería, una fuente y un hammam.

Son tantos los rincones por descubrir en Fez que es imposible aburrirse. Cada calle nos lleva a un sitio desconocido, es como un enorme laberinto reconocido como los expertos en planimetría como casi imposible de plasmar en un mapa.

Como si de una película de la edad media se tratase, cada paso que damos en Fez parece envolvernos en un clima de dicha época que nos traslada al pasado y nos invita a sentir en el presente.

callejuelas-de-fez

 

Fuentes de información y de interés:

Fez el Bali, qué ver en la medina de Fez. Marruecos (Nomadic Eyes, fotógrafos on the road)