LOS JARDINES DE MENARA, UN RINCÓN PARA ENAMORADOS

En el artículo de hoy damos a conocer los Jardines de Menara ubicados en Marrakech. El lugar perfecto para pasar una velada romántica o unas divertidas y relajantes horas en compañía de amigos o de nuestros seres queridos.

entrada Menara

Lugar de reunión de los enamorados

Sobre un estanque almohade, en el año 1147, se erigieron los hermosos Jardines de Menara, los cuales se destacan por ser los más conocidos de todo Marakech.

Entre más de veinte variedades de olivos y un estanque, se aprecia un vistoso edificio del que se dice que, antiguamente, era el lugar donde se reunían los sultanes con sus enamoradas. Entre los reflejos del agua y los destellos del Sol, susurra todavía el viento  preciosas canciones de amor.

Cuenta la leyenda que, el Sultán pasaba noches desenfrenadas con sus amantes y que al amanecer las tiraba al estanque… no se sabe si esto es realidad o ficción pero, esto despierta el interés de cientos de personas que miran las turbias aguas del lugar en búsqueda del conocimiento de la verdad.

carpa en estanque Menara

Son muchas las parejas que acuden a este idílico lugar para disfrutar de sus compañías, alejados del ruido de la ciudad y a la vez tan cerca de ésta, puesto que, se encuentra bastante próximo a la plaza Djemma el Fna.

Un importante lugar de interés turístico

Los Jardines de Menara son uno de los principales intereses turísticos de Marrakech. La entrada es gratuita y, su horario es de Lunes a Domingo, de 8.00 a 17.00 horas, siendo más recomendable hacer la visita en las primeras horas de la mañana, para evitar el calor excesivo y disfrutar un poco del ambiente húmedo que genera el agua del estanque.

estanque menara vista

Si queremos visitar el pabellón, su precio es de un euro o de 10 dirhams.

Las vistas desde los jardines son espectaculares y el entorno te hace sentir como si en una película de la época almohade estuvieras. Su característica arquitectura, sus colores y su estilo único; hacen que te imagines en un cuento y te alejes de la rutina diaria.

Como curiosidad, mencionar que, la cuenca se abastece de agua a través de un antiguo sistema hidráulico de más de 700 años con el que se permite el riego de los olivos que visten los jardines dando ese toque sofisticado y centenario. El agua procede de la cordillera del Atlas y recorre más de 30 kilómetros hasta acumularse en la cuenca. En el estanque viven multitud de carpas acostumbradas a ser alimentadas por los que vienen a visitar los jardines.

carpa en estanque Menara

Un jardín con carácter propio

Es sin lugar a dudas un emplazamiento con carácter propio que merece la pena ser conocido. La simetría parece jugar un papel importante y reporta una sensación de calma y de serenidad que hacen que sea uno de los lugares preferidos de muchos habitantes de Marrakech para pasear y abandonar el característico bullicio de las zonas más céntricas de la ciudad.

Las palmeras, el agua turbia mezclada con arena, los olivos y los colores con que se decoran las fachadas, no dejan de recordarnos una especie de “oasis” en medio del desierto, un rinconcito de serenidad construido por las manos del ser humano.

Muchos turistas consideran estos jardines como “Espejo del paraíso musulmán en la Tierra”.

 

Desde Viajes Por Marruecos te invitamos a desconectar el ordenador, levantarte del sofá y venir a descubrir todos y cada uno de los rincones mágicos que guarda Marruecos, ¡Contacta con nosotros sin ningún compromiso!

 

Fuentes de información e interés: